Síndrome premenstrual (SPM): síntomas, soluciones y anemia 

El síndrome premenstrual (SPM) es un conjunto de síntomas tanto físicos como emocionales que afectan a muchas mujeres en los días previos a la menstruación. Aunque se desconoce su causa, sí sabemos que está relacionado con la sensibilidad de los tejidos de la mujer con los cambios hormonales del ciclo menstrual. 

¿Sabías que 3 de cada 4 mujeres en “edad menstrual o fértil” han experimentado o sufren cada mes el síndrome premenstrual?  

El Síndrome premenstrual, no solo afecta en la salud de la mujer sino que, debido a sus síntomas, también a la calidad de vida.  

La gravedad de sus síntomas varían de una mujer a otra. En algunos de los casos, el SPM se manifiesta de forma leve, mientras que en otros, se produce de una forma más severa, conocido como “trastorno disfórico premenstrual (TDPM)”. 

Síntomas del Síndrome Premenstrual 

Los síntomas del SPM son tanto físicos como psicológicos, como por ejemplo: 

Síntomas físicos: 

  • Hinchazón abdominal 
  • Fatiga 
  • Aumento de la tensión mamaria 
  • Dolor de cabeza 
  • Sofocos 
  • Mareos 
  • Dolor articular 

Síntomas psicológicos: 

  • Cambios de humor bruscos 
  • Tristeza 
  • Irritabilidad 
  • Ansiedad 
  • Alteración del apetito 
  • Dificultad para concentrarse 
  • Falta de energía 

¿Cómo podemos aliviar los síntomas del SPM? 

Si detectas alguno de los síntomas comentados en los puntos anteriores, es importante que lo consultes con tu ginecóloga/o de confianza, para poder diagnosticar y tratar este síndrome y sus síntomas de la mejor manera.  

Además, te dejamos algunos consejos que puedes aplicar en tu día a día y que podrían ayudarte a aliviar los síntomas: 

  • Cuida tu alimentación: 
  • Consume una dieta rica en proteínas y carbohidratos complejos como frutas y verduras. 
  • Limita el consumo de sal, azúcar, cafeína y alcohol. 
  • Bebe mucha agua para mantenerte hidratada. 
  • Practica alguna actividad física: 
  • El ejercicio continuo ayuda a aliviar los síntomas del SPM. 
  • Es importante elegir actividades que disfrutes y que no hagas por obligación. 
  • Descansa: 
  • Dormir de 7 a 8 horas por la noche te ayuda a mejorar tu estado de ánimo. 
  • Practica técnicas de relajación: 
  • Practica meditación y técnicas de respiración para intentar reducir la ansiedad y el estrés. 
  • Aplica calor: 
  • Aplica calor en la zona abdominal para aliviar los calambres. 
  • Relaja la musculatura: 
  • Un masaje suave en el abdomen o la espalda puede relajar los músculos y aliviar el dolor. 
  • Complementos alimenticios: 
  • Algunos complementos alimentarios como el magnesio, el calcio o la vitamina B6 pueden ayudar a aliviar ciertos síntomas del SPM. Es importante que siempre consultes con tu médico antes de tomarlos. 

¿Afecta la anemia al SPM? 

Muchas de las preguntas que más nos hacéis llegar a través de nuestras redes sociales están relacionadas con la anemia y el SPM.  

Las mujeres con pérdidas abundantes de sangre son más propensas a tener anemia por bajos niveles de hierro.  

La pérdida excesiva de sangre durante la menstruación puede agotar las reservas de hierro del cuerpo, bajando los niveles de glóbulos rojos y empeorando los síntomas del SPM. 

Si sospechas que puedes tener anemia, es muy importante que lo consultes con tu médico de confianza para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado.  

¿Tomar hierro afecta la menstruación? 

Si bien los suplementos de hierro son necesarios para tratar la anemia ferropénica, siempre deben tomarse bajo supervisión médica. El exceso de hierro también puede tener efectos secundarios como una enfermedad hepática, problemas cardíacos y diabetes. 

Gynefer, complemento alimenticio con hierro 

Nuestro complemento alimenticio GyneFer, está formulado con hierro microencapsulado de última generación, para estados carenciales o necesidades aumentadas de hierro. 

Recuerda acudir a tu profesional de confianza para tratar cualquier síntoma o duda, sobre salud íntima.