La menstruación después del parto y durante la lactancia

Después de dar a luz, nuestro cuerpo comienza el camino de recuperación a su estado anterior progresivamente, fase conocida como puerperio. El útero recupera forma y posición, el cuello uterino, la vagina y la vulva se van cerrando para recuperar su estado habitual y la flacidez abdominal va desapareciendo.

Y todo esto, entre otras cosas, ocurre en un periodo aproximado de 40 días, por norma general. Esta fase también es conocida como cuarentena.

¿Cuándo vuelve la menstruación?

Uno de los aspectos más importantes a la hora de la recuperación de nuestro ciclo natural es la regulación de las hormonas femeninas, desestabilizadas durante la gestación.

Y para ello hay un aspecto que influye en que este periodo se acorte, la lactancia.

En el caso de las mujeres que no hacen lactancia materna, una vez acabada la cuarentena y con el cuerpo recuperado casi al 100%, la menstruación vuelve y los niveles hormonales comienzan a normalizarse.

¿Qué ocurre con la menstruación con la lactancia materna?

Por norma general, cuando una mujer opta por amamantar a su bebé, la menstruación se desinhibe, pero dependerá del número de tomas que haga tu bebé. De manera que, si vas reduciendo el número de tomas o has optado por una alimentación mixta, el periodo en el que volverá la menstruación se acortará. 

¿Cómo serán las menstruaciones después del parto?

Es posible que las primeras menstruaciones después del parto sean menos dolorosas e irregulares que normalmente, incluso inexistentes. Pero hay varios factores que influyen en cómo y cuándo vuelve la menstruación. Como os comentábamos, uno de ellos es la lactancia, otro los desajustes hormonales posteriores, y otro el tipo de alumbramiento que hayas tenido.

En el caso de la cesárea, puedes tener algunas pérdidas, llamadas loquios, que no deben confundirse con la menstruación. En este caso, la recuperación puede ser un poco más larga.

Recuerda que, en cualquier caso, la ovulación se produce antes de la menstruación, con lo que las posibilidades de volver a quedarte embarazada comienzan en la misma cuarentena.

¿Cómo puedes ayudar a normalizar el ciclo?

Ayudar a nuestro cuerpo para que recupere la normalidad es fundamental para una pronta recuperación. 

– Seguir una dieta sana.

– Practicar ejercicio con regularidad.

– Tomar complementos alimenticios que te aporten los nutrientes necesarios para ti y tu bebé.

Puedes seguir leyendo más sobre salud femenina en nuestro blog, Gynea, mujer sin filtros y, en caso de tener alguna duda, como siempre, puedes hacérnosla llegar a través de nuestro Facebook o Instagram