Ácido fólico y embarazo

Durante el embarazo es muy importante controlar la nutrición, ya que las deficiencias nutricionales pueden conllevar problemas tanto para el feto, como para la madre. Así pues, se debe llevar un seguimiento estricto de la dieta y de los posibles suplementos alimenticios que deban tomarse durante el embarazo. Además, hay algunos nutrientes que es importante controlar también durante los meses previos al embarazo, como por ejemplo el ácido fólico.

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina del grupo B, en concreto la vitamina B9. Es una vitamina esencial para el ser humano y que necesitamos ingerir mediante la dieta, ya que nosotros solos no somos capaces de producirla. Algunos de los alimentos con alto contenido en ácido fólico son:

  • Acelgas
  • Espinacas
  • Aguacate
  • Champiñones
  • Almendras
  • Yema de huevo
  • Nueces
  • Hígado
  • Naranjas

¿Por qué es importante tomarlo en el periodo de preconcepción?

Esta vitamina es necesaria para la división y el crecimiento celular. Es por ese motivo que es tan importante en el embarazo.

No obstante, la mayoría de las mujeres españolas en edad fértil no ingieren las cantidades suficientes de ácido fólico. Por lo que es necesario recurrir a la suplementación antes del embarazo.

Por todo ello, las mujeres que saben que desean quedarse embarazadas, deben consultar al ginecólogo sobre los suplementos de ácido fólico. Se recomienda una suplementación de 0,4 mg de ácido fólico cada día durante un mes antes del inicio del embarazo.

Esta cantidad diaria, es suficiente para prevenir malformaciones del tubo neural, como la espina bífida, que suelen producirse durante los 28 primeros días del embarazo.

En los casos de embarazos de riesgo, es decir, si la mujer ha tenido hijos anteriormente con espina bífida o si, por ejemplo, hay antecedentes de malformaciones del tubo neural en la familia o no se metaboliza correctamente el ácido fólico, se recomienda una toma de 5 mg al día.

Además del suplemento, se recomienda que todas las embarazadas lleven una dieta rica en alimentos con aporte en ácido fólico.

¿Se debe continuar tomando ácido fólico durante el embarazo?

La ingesta de ácido fólico conjuntamente con complejos multivitamínicos durante toda la gestación, reduce la incidencia de malformaciones cardiacas, urinarias u oro-faciales.

Por ello, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda el uso de complejos multivitamínicos con ácido fólico durante todo el embarazo.

Más información sobre complementos alimenticios formulados específicamente para la etapa de preconcepción, embarazo y lactancia.